Imaginación

De la imaginación infantil a la tela

Escrito por Cortyvis

La marca, cuyo nombre está inspirado en los amigos imaginarios de una nena que conoció, traslada la imaginación, la fantasía y el juego a sus diseños. Con una paleta de colores extensa que se combina en distintos tipos de texturas y entramados, las prendas son de diseños únicos y originales. El año pasado, la revista Crítica sacó una nota sobre distintos emprendimientos de indumentaria infantil surgidos a raíz de la crisis económica argentina. Entre ellos, destacó la marca de esta egresada DC-UP y contó su historia particular en la creación de su idea, concepto y estilo único. A continuación, algunos fragmentos de la nota titulada “Victimitas de la moda:

“Hace una década, las ONGs, consultoras y organismos oficiales que fomentaban los microemprendimientos -como forma de reciclarse laboralmente en medio de la crisis- decían que el nicho de las prendas infantiles era todavía un nicho sin explotar, tanto para diseñadores recién recibidos como para señoras que cosían y tejían “para afuera”. Diez años después, y tras la devaluación que frenó parte de la importación, el rubro explotó. Las opciones hoy van desde la ropa de batalla con diseño, hasta locales exclusivos de ropa de fiesta para chicos. Y varias de las marcas de éxito de hoy nacieron bajo la ya remanida frase china que se transformó en consigna, aquella de que las crisis son oportunidades…”

Lorena Bustos conoció a una nena que durante varios años jugó diariamente con dos amiguitos imaginarios: Tolko y Tolka. Estos dos personajes estaban incluidos en su vida cotidiana, les hacía ropita, les daba comer, los acunaba a la hora de dormir, iban a la escuela con ella y hasta se los llevaba de vacaciones. Bustos se apropió de los personajes con autorización de la niña, que hasta chequeó la imagen final de ambos: “Ella nos guió con los dibujos de sus amiguitos por más de seis meses, algunas pruebas le parecieron que no eran como ella los imaginó, hasta que un día dijo ‘estos son'”, recuerda. “Cuando comencé, en 2005, ella ya se había olvidado de Tolko y Tolka”, cuenta la diseñadora egresada de la Universidad de Palermo. La marca, claro, lleva esos nombres.

La dueña asegura que fue una de las primeras que se animó a usar el negro en la ropa para chicos y que sus prendas se distinguen por tener “detalles de diseño, pero además por ser prácticas y cómodas”: “Yo hago polleritas para nenas con calzas incorporadas, pensando en que no se les vea la bombacha cuando juegan en un pelotero; y además, cuido que los detalles -cierres y avíos-, no sean toscos”, afirma.

Tolko y Tolka fabrica ropa para niños y niñas desde los dos hasta los 12 años, saca dos colecciones por año y la de primavera-verano 2009 está inspirada en el zoológico. Las telas con las que trabaja son tejidos de punto o combinaciones de tejido plano y de punto; y para la ropa de los más chiquitos usa modal, jersey, lycra con algodón y mezcla de poliéster.”

Tomado de: http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/noticiasdc/mas_informacion.php?id_noticia=936