Imaginación

Las mejores maneras de almacenar tus toallas

Escrito por Cortyvis

Sabemos que muchas veces es difícil decidir dónde irán ubicadas estas piezas indispensables para cualquier habitación, sobre todo cuando se es fanático de la organización en el hogar. Hoy te diremos las mejores maneras de almacenar tus toallas, descubre con nosotros los mejores métodos para guardar y conservar estos artículos de higiene, de la mejor forma posible. Sigue leyendo para enterarte de nuestros trucos más eficientes en el tema, ¡no te arrepentirás!

 

Las mejores maneras de doblar tus toallas para su almacenamiento

No es para nada satisfactorio doblar tus toallas calientes, recién lavadas y ver cómo se desbordan de tus estantes formando una imagen muy poco prolija. Después de todo ese trabajo, queremos que cada una de las piezas se vea apilada perfectamente y que se facilite tomarlas en cualquier momento sin que resulte en un desastre. El truco para poder lograrlo es simplemente doblarlas de manera que tengan la forma más apropiada. Utiliza las siguientes técnicas según sea tu caso:

Rectángulo para espacios angostos

Dobla la toalla a la mitad de manera que quede un cuadrado, y luego otra vez a la mitad llevando el lado que es más largo hacia abajo. Toma el extremo, que generalmente tiene un ruedo o un bordado ornamental, y llévalo al centro dejando un par de centímetros libres. Dobla el lado contrario de manera que quede encima del doblez anterior, y tendrás una toalla de apariencia prolija y organizada, sin bordes visibles.

Cuadrado para cajones hondos

Tendrás que doblar una porción de la toalla a lo largo del borde más ancho, de manera que cubra 1/3 de la superficie. Luego dobla el espacio sobrante al centro, hasta que ambos bordes se encuentren. Junta estas dos mitades para obtener una pieza larga, en la cual llevarás al centro sus extremos (que deberían ser los que tienen ruedo o bordado), dejando un espacio en el medio para volver a doblar y que ambos lados encajen perfectamente. Obtendrás una forma más cuadrada, perfecta para apilar en tus gabinetes de manera ordenada.

Escoge el cajón ideal para guardar tus toallas

A la hora de encontrarle puesto a tus toallas de baño, probablemente nunca pienses en el lugar que estás escogiendo para tal fin. Debes saber que el material de esta estructura, así como su forma y disposición, afectarán en gran medida el estado de las piezas que allí coloques. La mejor manera de almacenar tus toallas es en sitios alejados de la humedad, que sean frescos, tengan una buena ventilación y permitan apilarlas organizadamente. La madera siempre es una buena opción, y en gabinetes de este tipo será más fácil conservar el interior con buen aroma.

Hay personas que incluso optan por utilizar materiales reciclados como cajones de botellas de vino, de frutas o barriles de madera. Empotrados en la pared, son una excelente alternativa para almacenar, mostrar y ordenar tus toallas limpias, manteniéndolas ventiladas a la vez. Atrévete a doblarlas de forma diferente, como por ejemplo enrolladas para lograr un efecto más original en la decoración y organización de tu armario o baño.

Cómo organizar tus toallas después de cada uso

Recuerda que solo debes doblar y almacenar tus toallas cuando estén recién lavadas, secas y calientes. Después de usas tus toallas, podrás seguir secándote con ellas por un día o dos más, siempre y cuando te encargues de instalar las estructuras adecuadas para su correcto secado entre un uso y otro. Estos lugares pueden ser los siguientes, dependiendo del espacio que tengas disponible, tu presupuesto o incluso la decoración del cuarto:

  • Perchero: Unos simples ganchos bastarán para colgar las toallas de cada quien, sin embargo, como no se secan uniformemente es posible que puedan generarse inconvenientes como moho, hongos o malos olores. Es preferible que las dejes secar en un sitio donde queden completamente estiradas, y luego sí las coloques en el sitio.
  • Barras simples: Estas son la alternativa más práctica, ya que te permitirán tener las toallas a la mano mientras se secan de la manera más adecuada.
  • Barras de calefacción: Los calentadores son artefactos que puedes implementar en tu hogar para evitar las consecuencias de la humedad en su tela y tener siempre disponible una toalla cálida y acogedora después del baño.

Ahora que conoces las mejores maneras de almacenar tus toallas, ¿harás algunos cambios en tu cuarto de baño? Déjanos tus comentarios y si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo.

Leave a Comment